Advierten hombres trans del desabasto de testosterona en Nuevo León

La comunidad trans masculina vive complicaciones para conseguir la testosterona; algunos han recurrido a medicamento en EU, pero sin aval de Cofepris

A través de redes sociales hombres trans de Nuevo León han reportado el desabasto de testosterona, hormona masculinizante que algunos pacientes tienen en tratamiento desde hace más de 5 años.

La incertidumbre para la población trans masculina en el Estado se intensificó a inicios de año, cuando los endocrinólogos del IMSS e ISSSTE les notificaron a los usuarios de la falta del medicamento.

En el caso de Diego Korev Silva, quien tiene su tratamiento en el Instituto Mexicano del Seguro Social desde hace dos años, a finales del 2021 le informaron que no había testosterona.

Desde el año pasado me dijeron es que no hay, date la vuelta cuando llega el medicamento que son los jueves, en la Clínica 4 de Guadalupe de Especialidad; entonces, me di la vuelta y no, nada. No podría estar esperando porque yo me tengo que inyectar máximo cada 21 días, si no mis hormonas andan con mucho desequilibrio”, expuso en entrevista con ABC Noticias.

“Para el mes de febrero (de este año) comencé a batallar y no conseguía, y hasta me paseaba por varias similares y nada”, agregó.

Su alternativa fue conseguir el medicamento procedente de Estados Unidos, avalado por la FDA, pero no autorizado en México por la Cofepris.

Matías Ramos, se atiende en servicio médico privado y es la primera vez que experimenta no tener fácil acceso a la hormona.

“Yo inicié en 2020 mi tratamiento, este año cumplí dos años en el mismo y es la primera vez que me pasa… ya meses atrás escuché que no tenían testosterona en las farmacias; yo sí iba y buscaba, pero me iba a lugares más lejanos de donde vivo y sí encontraba”, compartió.

Calificó de crítica la situación pues, también en su caso, cada 21 días debe inyectar la dosis.

“De hecho, me tocaba aplicarme la semana pasada, el 27 de junio, y pues ahorita no tengo ya nada”.

A esto se suma que, aunque es usuario del IMSS, en la Clínica que le corresponde le indicaron que no brindan el servicio de endocrinología.

Otro joven que prefirió mantener el anonimato dijo tener dos ampolletas guardadas ya que su tratamiento indica aplicación cada 18 días, pero tampoco ha encontrado más hormona, ni en Nuevo León, ni en otro Estado de la república.

Y ya no sé que voy a hacer… mis papás viven en Monclova (Coahuila), estaban encontrado allá, pero ya tampoco hay”, dijo.