En Michoacán, casi medio millón de habitantes tiene diabetes

Datos de la Federación Internacional de Diabetes indica que México ocupa el quinto lugar a nivel mundial de este padecimiento

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Con 11 años y siendo estudiante del sexto año de primaria, Marian se inyecta diario su insulina. Sabe además que debe evitar los dulces y que su dieta debe ser baja en carbohidratos.

Habla con soltura de “picos de insulina” y a diario pincha su dedo para medir la glucosa en su sangre. Sus brazos y muslos lucen piquetes y en su mochila siempre porta medicamentos.

Marian fue diagnosticada con diabetes desde los 9 años, uno de los más duros golpes que han sufrido sus padres, Pedro y Mariana, quienes según afirman vivieron un periodo de enojo, otro de preocupación y finalmente uno en donde lo único que querían era saber más de la enfermedad para ayudar a su hija.

“Sabemos que nuestra hija vivirá con diabetes toda su vida y el tipo de diabetes que padece es de los más delicados, pero también sabemos que puede tener una buena calidad de vida y que la información es básica”, afirma Pedro.

El internet aportó en un primer momento la información básica de cuidado y atención para Marian; ahora su endocrinólogo es quien les aporta la mayoría de la información para el cuidado de su hija.

“Fue difícil decirle que no podía consumir dulces o que tenía que limitar el consumo de algún alimento, pero ahora hemos encontrado sustitutos y también ha comprendido que la aplicación de la insulina es vital para ella”, agrega Pedro.

Cifras en Michoacán
Michoacán es una de las entidades a nivel nacional con índices altos de diabetes al registrar actualmente un 10% del total de la población, lo que se traduce a 474 mil 885 habitantes, afirma la especialista en endocrinología y medicina interna de Star Médica Araceli Díaz Polanco.

En entrevista con el Sol de Morelia, la doctora refiere que esta enfermedad metabólica aqueja a una gran cantidad de la población mundial. Datos de la Federación Internacional de Diabetes indica que en el globo México ocupa el quinto lugar de prevalencia de este padecimiento, con más frecuencia en personas de entre 40 a 60 años de edad.

Comenta que la diabetes está relacionada con las alteraciones en la función de la insulina que se produce en el páncreas y que es la hormona que se encarga del metabolismo de todas las células.

Existen dos tipos de diabetes, la 1 que es menos frecuente y que se presenta en los niños o adolescentes de forma súbita y aguda. Está requiere de un tratamiento inmediato y de por vida.

En tanto que el tipo 2 es la más frecuente y aparece de forma paulatina a través de los años, con alteraciones genéticas; es decir que son varios genes donde la insulina empieza a fallar y las células no responden a esta, además que el páncreas empieza a dejar de producir porque se ven retadas a hacerlo de forma temprana.

“La diabetes se presenta sobre todo en el adulto porque está relacionado con la obesidad, el sobrepeso y los malos hábitos, entonces es un binomio de genética con ambiente, de alteraciones que la sociedad actualmente está teniendo por el tipo de alimentación y sedentarismo”, dice.

En ese sentido, refiere que en México cada vez hay más niveles de obesidad, al registrar 1 de cada 3 niños y 7 de cada 10 adultos con sobrepeso. Agregó que no solo influye la obesidad sino el sedentarismo y la genética. además de que el país tiende a desarrollar diabetes por la mezcla de genes ancestrales y el cambio de hábitos.

De acuerdo con la especialista, las poblaciones aisladas tienen baja prevalencia de diabetes al estar en poco contacto con la occidentalización; sin embargo, en Michoacán, la zona purépecha o la región donde hay mayor número de población indígena presenta una prevalencia cercana al 20% debido a la alteración de la alimentación y tipo de vida.

Poca detección temprana
Díaz Polanco señala que en el estado hay poca detección temprana y alta frecuencia de enfermedades renales, mismas que provoca la diabetes, así como padecimientos cardíacos, pie diabético o problemas de la vista como la retinopatía.

Finalmente, comenta que una buena alimentación y la activación física pueden disminuir las posibilidades de padecer la enfermedad, además que el medicamento que se receta no ocasiona daños a los órganos, sino que los protege.

En la actualidad hay dos grupos de medicamentos: los análogos del receptor GLP-1 que mejora la producción de la insulina y la reducción de peso, y otro que tira glucosa, azúcar y sal en los riñones, pero hace una función diferente, explicó la doctora