Iberdrola tiene que pagar la multa: AMLO

El presidente ofreció un acuerdo a las empresas que se dedican a vender energía a terceros bajo el esquema de autoabastecimiento,

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este jueves que la energética española Iberdrola debe pagar la multa de 9.145 millones de pesos (unos 457 millones de dólares) que impuso la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

«Es un asunto de la CRE y está fundado y tienen que pagar la multa, también pueden acudir a otras instancias y al Poder Judicial, pero de que está fundada la sanción, no tengo duda», declaró el mandatario en su rueda de prensa matutina.

López Obrador recordó la multa que la CRE, órgano regulador coordinado del Gobierno, impuso en mayo a Iberdrola por su planta en el norteño estado de Nuevo León por uno de los montos más altos en la historia del sector energético de México.

El presidente replicó los argumentos del regulador, que reconoció que la filial de Iberdrola tiene un permiso para generar energía eléctrica bajo la modalidad de autoabastecimiento, pero alegó que no tiene «la atribución para vender, revender o por cualquier acto jurídico enajenar capacidad o energía eléctrica».

«El famoso autoabasto es fraude legal, entonces no pueden ellos estar vendiendo energía eléctrica, y tienen que decidir los clientes si se arreglan con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que les abastezca de energía», expresó el mandatario.

La multa ocurre en medio de la nueva política energética del Gobierno de López Obrador, que impulsó una reforma a la Ley de la Industria Eléctrica validada en su mayoría por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El presidente ofreció un acuerdo a las empresas que se dedican a vender energía a terceros bajo el esquema de autoabastecimiento, aunque no detalló si habría una negociación particular con Iberdrola.

“Si hay posibilidades de llegar a un acuerdo (con las empresas de autoabasto) es mucho mejor, además no les perjudica, es una cuestión de prepotencia, de orgullo, no les estamos expropiando ninguna planta, no hay aumentos de tarifas”, justificó el mandatario.

López Obrador defendió su política encaminada a fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la empresa del estado.

Por ello, aseguró que habrá acuerdos de la CFE con las compañías que eran clientes de Iberdrola en Nuevo León, estado que concentra algunas de las principales industrias de México, aunque algunas de ellas han denunciado que pagan hasta un 40 % más.

«Yo le he planteado al director de la Comisión Federal de Eectricidad (Manuel Bartlett) que les ofrezca las mismas condiciones a los clientes, para que no digan que se están cometiendo injusticias», manifestó López Obrador.