¿CJNG detrás de la violencia en el Querétaro vs Atlas?

La Resistencia, porra del Querétaro, ya tenía todo planeado pues tenían como objetivo a “El Herón”, de la Barra 51 del Atlas.

Tras el episodio de violencia en el Estadio Corregidora en el Querétaro y el Atlas, en el que hubo múltiples heridos y todavía no se confirman fallecimientos, ya se habla de la posible infiltración del crimen organizado a través del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Así lo reportó el diario Reforma, que reveló que la tragedia podría estar implicada con la presencia de “El Beto”, quien está relacionado con el “huachicol” en San Juan del Río Querétaro y llevó a sus hombres para “saldar cuentas” con un integrante de la barra del Atlas presuntamente ligado al CJNG.

Y es que factores como que los elementos de la seguridad privada permitieron el enfrentamiento así como que todo parece indicar que la situación fue planeada parecen indicar que se trató de algo más que una simple coincidencia.

De acuerdo con el reportero Antonio Nieto, la Resistencia, porra del Querétaro, ya tenía todo planeado pues tenían como objetivo a “El Herón”, de la Barra 51 del Atlas; ambos “ya se traen” desde tiempo atrás y agudizaron el nivel de su disputa con el capítulo de violencia que ocurrió en el Estadio Corregidora.

“Todo fue por estos dos; se vieron, se traen, y se dieron con sus bandas, lo demás ya fue de regalo”, precisó una de las fuentes a Reforma.

De acuerdo con los testigos, la violencia no comenzó hasta el minuto 60 del partido, en que la gente se vio obligada a descender al terreno de juego para salvar su vida, pues previo al inicio del partido hubo enfrentamientos entre ambos grupos de animación a las afueras del estadio; posteriormente, en la zona de baños, también hubo problemas entre los rijosos.

Cabe recordar que el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, prometió castigar a los responsables de los hechos de violencia en el Estadio Corregidora y todo el peso de la ley por sus acciones que atentaron contra el estilo de vida de los queretanos.

“Condeno y lamento muchísimo lo sucedido. Me siento ofendido e indignado, muy dolido, lastimado y muy entristecido”, aseguró.

Cabe recordar que veintitrés personas continúan hospitalizadas el domingo, tres de ellas graves, luego de la batalla campal que ocurrió en la víspera en un partido de la primera división del fútbol mexicano entre el Querétaro y el visitante Atlas, informaron las autoridades del gobierno del central estado de Querétaro.

El encuentro por el torneo Clausura fue interrumpido a los 62 minutos cuando aficionados ingresaron al campo, buscando alejarse de una pelea entre barras de los dos equipos que comenzó en la cabecera norte del estadio Corregidora, de Querétaro, ciudad ubicada 218 kilómetros al norte de la capital.

“Lo que pasó ayer me llena de dolor, de vergüenza y de mucha rabia”, dijo el gobernador del estado Mauricio Kuri en una rueda de prensa el domingo. “No tengo palabras para condenar la violencia, el abuso y la sinrazón de lo que ocurrió ayer, pero no estamos para calificar con palabras sino para actuar y eso es lo que vamos a hacer”.