Entre transportistas y organizaciones sociales, vive Lázaro Cárdenas un día de manifestaciones

Lázaro Cárdenas, Michoacán. Con demandas de ser escuchados por los gobiernos estatal y municipal, en este municipio se registró un día de manifestaciones en el que los actores sociales, transportistas y organizaciones de colonos, exigen ser escuchados por la máxima autoridad.

Algunos consultados entre los manifestantes coincidieron que dado que la pandemia de COVID-19 está cediendo en esta municipalidad, es momento de hacerse escuchar por los distintos órdenes de gobierno.

Transportistas: confianza en el gobierno
Este miércoles, desde las 7:00 horas, en ambos sentidos de la avenida principal de esta ciudad se fueron estacionando más de 700 combis de transporte colectivo que en su medallón portaban pintas en las que exigían una mesa de diálogo con el gobernador del estado.

Cerca de las 10:00 horas empezó la gente a concentrarse en la plaza pública cercana al Palacio Municipal, donde, aun sin el servicio de transporte, arribaron más de un centenar de personas para realizar una marcha con la exigencia de tener una audiencia con la alcaldesa.

Sobre el paro de transportistas que se sostuvo por alrededor de 7 horas consecutivas, los líderes de las uniones y líneas de transporte buscaron resolver su petición luego de que la autoridad que les rige, la Comisión Coordinadora del Transporte, los amagó con realizar un operativo.,

Dicha acción sería para sancionar e incluso retirar concesiones a los transportistas que aplicaran el alza de un peso a la tarifa que desde 2018 era de 9.50 pesos, esto a pesar de que la citada autoridad publicó en el Periódico Oficial el incremento de un peso en el territorio estatal donde la tarifa quedaría en 10 pesos.

Fue pasadas las 14:00 horas que las combis que estaban en la manifestación empezaron a retirarse e incorporarse a sus rutas, brindando nuevamente el servicio, lo que pudo ser posible porque el gobierno del estado y los transportistas alcanzaron acuerdos.

“Los acuerdos es que no hay operativo, seguiremos trabajando y cobrando lo mismo”, informó en entrevista telefónica Manuel Sánchez Naranjo, líder de la línea Río Balsas, quien añadió que el segundo punto acordado es que los transportistas serán recibidos el próximo martes en Morelia para dar seguimiento al tema.

“Es decir que no queda concluido, pero ya con la garantía de que no hay operativo y la mesa de diálogo”, comentó el entrevistado, quien reconoció a los demás representantes de las líneas por dar su voto de confianza a la autoridad que les rige en aras de no seguir afectando a sus usuarios.

Colonos salen a las calles
Por parte de distintas organizaciones de trabajadores y comerciantes, así como de colectivos de colonias y quienes son parte del frente de defensa de las áreas verdes, se detuvo su marcha en la entrada principal del Palacio Municipal, donde señalaron a gritos de la intromisión de la alcaldía en la colonia Comunal Morelos, desconociendo al presidente de la misma, siendo que la autoridad le acreditó de manera oficial.

Cerca de las 11:00 horas, los manifestantes, entre jóvenes, adultos y adultos mayores, subieron al despacho de la Presidencia Municipal para que la alcaldesa les atendiera, recordando que tienen bastante tiempo solicitando una audiencia con ella.

Algunos representantes solicitaron a la secretaria particular de la alcaldesa la entrevista, pero les dijeron que la presidente municipal se encontraba fuera de la alcaldía. Los manifestantes amagaron con tomar las cajas de cobro de los servicios municipales, aunque ello no les valió se quedaron sin obtener una respuesta a su demanda

“Se niega a recibir al pueblo organizado para escuchar sus demandas y buscar una solución inmediata, ya que son asuntos meramente de su competencia, estipulado en el marco jurídico y la Ley Orgánica Municipal, la cual es totalmente violentada”, dijeron los manifestantes a representantes de diversos medios de comunicación.

Es por ello, dijeron, que “de manera simbólica se llevan a cabo plantones pacíficos en las dependencias municipales y una visita a los regidores, que también se tomaron el día para no oír ni escuchar al pueblo organizado”.

Al retirarse del Palacio Municipal se reiteró la exigencia de que la autoridad local les dé «atención inmediata y sin condiciones a las organizaciones sociales y colonias».

Ante ello amagaron con prepararse para llevar a cabo un plantón por tiempo indefinido y con acciones de lucha: “A partir del próximo lunes (28 de febrero) a las 9 de la mañana, en donde desde luego llamamos al pueblo a sumar sus peticiones y a solidarizarse con víveres como agua y alimentos para fortalecer al movimiento y juntos y organizados seamos tomados en cuenta”.