Mariana Rodríguez defendió la adopción en artículo para el Washington Post

Mariana escribió un alegato a favor de la adopción y trató de crear consciencia sobre las razones que mantienen a los niños en casas hogar.

Mariana Rodríguez, esposa del gobernador de Nuevo León Samuel García, escribió un artículo que defiende la figura de la adopción, para el diario estadounidense Washington Post.

Tras la polémica suscitada después de que ella y García “adoptaron” por un fin de semana a un bebé con un padecimiento del Sistema de Desarrollo Integral de las Familias (DIF) Capullos, Rodríguez redactó el artículo en el que defiende la adopción.

Durante dos días, Rodríguez y García acogieron a un bebé, en situación de abandono, quien además padece de esquizencefalia de labio abierto.

El hecho causó múltiples críticas hacia la pareja por presuntamente haber lucrado con la condición del menor, exponer su identidad en redes sociales y mostrar poca sensibilidad.

MARIANA RODRÍGUEZ REFLEXIONA SOBRE LA ADOPCIÓN
La dirigente honoraria de la oficina AMAR, del gobierno de Nuevo León, expuso la situación en que se encuentra actualmente la adopción en México y en especial en el estado que gobierna su esposo.

La también influencer señaló que hay 28 niños con disponibilidad de ser adoptados, de los cuales 16 están en proceso de integración con personas dispuestas a tenerlos con ellos permanentemente.

También detalló que de los 12 pequeños restantes, 1 padecen alguna discapacidad, tres han ido a una integración y nueve han sido devueltos una o hasta tres veces.

“Actualmente hay 57 solicitudes de adopción y, aunque parece una buena noticia, no lo es porque 52 de esos solicitantes ponen requisitos de no trastornos sexuales, antecedentes de violencia o discapacidad”, menciona Mariana Rodríguez.

Por ello, de acuerdo con la titular de AMAR, es necesario hacer cambios como sociedad y como personas ya que quienes quieran adoptar tienen que entender que los niños, niñas y adolescentes “tienen una historia que los ha afectado, que deben entender y aceptar”.

Además, señaló la necesidad de que las leyes federales y estatales alrededor de la protección de los niños bajo tutela del Estado, cambien, pues cada menor tiene una historia propia por lo que en ocasiones la restitución a la familia biológica o extensa no es la mejor opción para ellos.

“Se debe examinar caso por caso y decidir qué es lo mejor para los pequeños”, dijo Rodríguez.

La esposa de García también reconoció la dificultad para adoptar, por lo que abogó por eliminar algunas lagunas legales y hacer más sencillos los trámites de adopción debido a que una estancia larga en las casas hogares perjudica el desarrollo y la adaptación en la sociedad de los niños.

“Nunca van a poder sustituir el amor que da una familia, biológica o no”, concluyó al respecto Mariana.

Mariana Rodríguez hizo un llamamiento a que organizaciones civiles, los congresos estatales y federal, y al poder judicial se involucren en la discusión en torno al tema de la adopción, lo que dará paso a reformas que permitan que los menores que no tengan firmado un consentimiento de adopción tengan la oportunidad de llegar con una familia que los quiera.

“Tenemos que lograr que a los procesos de protección se les dé la importancia que tienen, pero también evitar que las adopciones se entorpezcan o se detengan por temas burocráticos”, reflexionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.