La reforma eléctrica de AMLO no se aprobará al “vapor” ni bajo presiones, afirmó el coordinador parlamentario de Morena, Ignacio Mier.

El coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velasco, afirmó que la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica propuesta por el Ejecutivo Federal no se aprobará al “vapor” ni bajo presiones o “moches”.

Aseguró que habrá un amplio debate en el que participaran todos los interesados en el tema y que nadie se va a quedar fuera de la discusión sobre esta reforma a través de la cual se busca terminar con ocho años de saqueos en el país.

Criticó que en el 2013 la supuesta reforma energética se aprobó en 40 minutos, en la madrugada, con presiones de todo tipo y hasta moches a legisladores.

“Eso no volverá a suceder jamás, porque somos congruentes con los principios de la Cuarta Transformación y porque esta reforma beneficia al pueblo y mantiene intacta nuestra soberanía”, indicó.

Mier Velazco anticipó que la derecha en el país, fiel a sus principios conservadores, intentará a toda costa “sembrar” en la mente de las y los ciudadanos ideas erróneas, fuera de lugar e imprecisas, porque es mucho su miedo a perder jugosas ganancias que obtuvieron con la mal llamada reforma energética de 2013.

El morenista aseguró que esta nueva reforma contiene cinco grandes beneficios, entre ellos, se fortalecerá al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) con lo que se busca recuperar la soberanía energética nacional; se mantiene un sistema de precios para usuarios finales sin incrementos, más allá de su actualización por inflación y se fortalecerá la Transición Energética Soberana (TES) a través del uso sustentable de las fuentes de energía de las que dispone la Nación, contribuyendo a las acciones contra el cambio climático.

Manifestó que de aprobarse esta propuesta, habrá una reestructuración de organismos, es decir, la CFE y PEMEX dejarán de ser Empresas Productivas del Estado para convertirse nuevamente en Organismo Descentralizados, los cuales tendrán personalidad jurídica y patrimonio propios.

Además, la CFE tendrá autonomía en el ejercicio de sus funciones y en su administración, además subsistirá CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos y las filiales CFE energía, CFE International y CFE Capital, pudiendo crear otras más. También, la CENACE con sus funciones y atribuciones se reincorpora a la CFE.

Otro punto importante es que desaparecen la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos y sus estructuras y atribuciones formarán parte de la Secretaría de Energía.

“En conclusión, esta reforma es consecuente con el principio constitucional de exclusividad y rectoría del desarrollo nacional del Estado sobre las áreas estratégicas, para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático”, subrayó Mier Velasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *