Frecuente, la violencia en escuelas: Mejoredu; presentan estudios

Una quinta parte de los estudiantes de secundaria reporta haber sufrido agresiones en colegios

CIUDAD DE MÉXICO. La violencia escolar es un grave problema en las aulas de educación básica y media superior del país. Al menos una quinta parte de las y los estudiantes de secundaria reporta haber sufrido agresiones en la escuela. Sólo algunas formas violencia ocurren con menos frecuencia, como la publicación de materiales ofensivos en internet.

En primaria, 55.5% de los docentes señala que en sus grupos existen situaciones de intimidación o abuso verbal entre estudiantes y otras formas de acoso escolar mientras que en educación media superior la violencia física es menos frecuente, pero aun así la han sufrido 10% o más de las y los estudiantes.

Los datos que se desprenden del informe La violencia entre estudiantes de educación básica y media superior en México de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) difundido ayer martes, muestran que en todos los niveles la mayoría de estudiantes y docentes percibe la presencia de actos violentos en sus centros escolares.

A partir de las respuestas de los informantes es posible establecer que la violencia entre estudiantes no es una situación excepcional en el sistema educativo mexicano. La violencia sicológica (burlas, apodos ofensivos y otras agresiones similares) es la más frecuente cuando se mide a través reactivos que preguntan a las y los estudiantes si han sido víctimas de violencia. También es la más frecuente cuando la medición se basa en sus percepciones (o las de sus docentes y directores) de la presencia de conductas violentas en la escuela”, señala el estudio.

Según la Mejoredu, tras el análisis de diversos estudios, los grupos con mayor riesgo de experimentar violencia en primaria son estudiantes con algún tipo de discapacidad; con calificaciones reprobatorias en el bimestre previo; quienes no cumplen con el estereotipo masculino, sobre todo en escuelas rurales; niñas que no cumplen el estereotipo femenino en escuelas del servicio indígena y en zonas rurales, así como estudiantes del nivel socioeconómico más bajo.

En secundaria, además de los alumnos con algún tipo de discapacidad, se encuentran en mayor riesgo los que no viven con su madre y su padre, quienes perciben las exigencias académicas y disciplinares de su escuela como “muy laxas” o “muy rígidas”, los varones, quienes trabajan, pero también estudiantes con algunas características familiares que podrían dar cuenta de un nivel socioeconómico más alto: madre que estudió el bachillerato, tener en casa dos o más computadoras, tres o más tabletas, acceso a internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.