Muere Freddy, el perro más alto del mundo a los 8 años de edad

Freddy, el perro más alto del mundo murió a los ocho años de edad. El gran danés tenía el premio Guinness por su tamaño

Freddy, un gran danés reconocido por los Récords Guinness como el perro más alto del mundo, falleció a la edad de 8 años y medio, en Essex, Reino Unido donde vivía con su familia adoptiva.

El perro tenía una estatura de 1.3 metros de altura, esto estando parado sobre sus cuatro patas, medición estándar de los Récords Guinness. En gran danés saltó a la fama y se convirtió en una estrella publicitaria en 2016, cuando recibió el reconocimiento.

Según Claire Stoneman, su dueña, Freddy fue el más pequeño de su camada y no podía alimentarse a través de su madre. Por eso fue separado y adoptado.

«No sólo fue el perro más alto, sino el que tenía más amor y el corazón más grande. Un perro completamente cariñoso, que era alimentado con la mano. Era único en un millón y amado por el mundo entero», dijo Stoneman.

Lo recuerdan con mucho cariño
«Freddy era un gigante muy gentil, y siempre fue un placer verlo saltar hacia ti. Medir a esa montaña de perro era una experiencia inolvidable, aunque desafiante. Me alegro de que hayamos tenido la oportunidad de celebrar en los libros su inmensidad sin igual y de compartir su historia con millones de personas de todo el mundo», comentó por su parte Craig Glenday, redactor del Libro Guinness de Récords Mundiales.

Aunque no sufrió algún accidente o daño repentino, tampoco se dio a conocer la causa del fallecimiento del cachorro que, a los 8 años de edad, aún era relativamente joven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *