Hospitales públicos de Uruapan, sin capacidad para recibir a nuevos pacientes COVID-19

Los hospitales públicos del municipio han registrado una saturación en las últimas dos semanas luego de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

Uruapan, Michoacán. Autoridades de salud informaron este martes sobre la existencia de solamente 6 espacios en hospitales públicos de Uruapan para recibir o atender a pacientes COVID-19, saturación registrada durante las últimas dos semanas luego de las celebraciones de Navidad y fin de año.

“El panorama no es positivo mientras las personas no cumplan con las medidas preventivas, sobre todo provocar una movilidad innecesaria al salir de sus domicilios para realizar actividades no esenciales, como el mes pasado cuando abundaron las fiestas y reuniones”, señaló el doctor Carlos Fernando Camargo Ponce de León, director del Hospital General de Uruapan (HGU).

Lo anterior luego de anunciar que dicho nosocomio llegó a su máxima capacidad para atender a 42 pacientes tanto en terapia intensiva como en el área de recuperación, además de otros 6 espacios aislados en el área de urgencias, quienes se consideran están en lista de espera para ocupar una cama.

A principios de la pandemia, se informó que este nosocomio tenía capacidad para recibir hasta 90 enfermos de COVID-19, sin embargo, al paso de los meses la experiencia compartida por los profesionales de la salud de este y otros hospitales del país y el extranjero se ha detectado que el hacinamiento perjudica o dificulta la recuperación de los pacientes, por ello surgió la necesidad de mayor espacio y menos camas.

Igualmente, al principio de la emergencia sanitaria, el área de urgencias en su totalidad fue habilitada como zona COVID-19 con al menos 20 camas, mientras que las emergencias fueron trasladadas a la zona de curaciones, sin embargo, ante la imposibilidad de mantener este ritmo de trabajo, que era bastante agotador para el personal médico, se determinó dejar solamente seis espacios para este tipo de pacientes.

Hasta la tarde de este martes, el HGU se mantenía sin capacidad para recibir a nuevos pacientes y los más de 20 médicos y enfermeras dedicados a su cuidado se esforzaban por cumplir con los tres turnos que garantizan una atención especializada las 24 horas del día, sin que se precisara cuantas personas sospechosas de contagiarse del coronavirus han optado por otra alternativa, principalmente en al menos 5 hospitales privados o bien permanecer en sus domicilios.

Por otra parte, el director del Hospital de Zona número 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Eliseo Sandoval Rocha, señaló que de las 35 camas o espacios destinados exclusivamente parta atender pacientes COVID-19, solamente existían 6 camas disponibles hasta este martes por la tarde.

Se trata de los únicos espacios disponibles en esta localidad en instituciones del sector salud oficial, pues en la clínica hospital del ISSSTE, la capacidad de operación es menor con apenas 6 espacios para pacientes positivos y 6 más para sospechosos, lugares que permanecen regularmente saturados, señaló Baltazar Alcalá Equihua, quien se desempeña como chofer de la ambulancia que opera en ese nosocomio. “Los que llegan graves son trasladados a Morelia”, dijo.

Los entrevistados coincidieron en que este aumento en la demanda de hospitalizaciones es una clara muestra de “bajar la guardia” en amplios sectores de la población, crisis que puede llegar a ser peor aun cuando ya existen vacunas y un plan del gobierno federal para para su aplicación, sin embargo, la inmunización todavía se prolongará por varios meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *